LUIS MORENO POZO (†2015)

Homenaje al fallecido poeta tocopillano Luis Moreno Pozo (†2015), integrante del reconocido grupo sesentero Tebaida. Su poema (que principia mi tesis doctoral) es una clara tensión a esa idea “épica” y nacionalista, centralista regional, muy de Sabella, en cuanto a cómo narrar el llamado “Norte Grande”…Moreno Pozo solo ve un “norte diminuto”.

Conocí a Luis Moreno Pozo en laoficina de mi madre (yo era un niño intruso), a mi madre Luis Moreno Pozo le leía los poemas de criticasocial que escribía mientras sufría sus largos y persistentes insomnios. A veces lo veía declamando a granvolumen e intensidad en algunas ceremonias públicas en donde su critica,existencialismo y soledad incomodaba a varios. Claramente, no transaba sussentires y miradas. Él era un poeta políticamente incorrecto, profundo, sin censura y con un pasar precario.

Luego, como yo era un pésimo alumno en matemáticas, me hizo clasesparticulares, visitaba mi casa y me explicaba esos misteriosos y problemáticosnúmeros y ecuaciones. 

Nunca dejé de encontrarlo en alguna calle y cruzábamos algunas palabras. 
Al pasar de los años, en un viejo diario de Arica, encontré una entrevista quele hiciera su desaparecido amigo y poeta Ariel Santibáñez, entrevista llamada“Imagen y poesía de Luis Moreno Pozo” (1969); se la envié a Luis Moreno Pozo yagradecido y emocionado recordó su mejor década artística y a su ejecutadoamigo Ariel. Luego me regaló un libro y algunos de sus poemas y ensayos que escribía en suprecaria habitación, donde una cocina, un perro, una mesa y una máquina deescribir eran su patrimonio suficiente para vivir alejado de la ciudad, aunqueestuviera en ella misma, y aunque pudiera pensarla, sentirla y criticarla mejorque muchos otros.

Un par de veces me llamó por teléfono para hablarme de las lecturas de mis textos iniciales. Siempre me dijo “quedo con gusto a poco…pero sigue!”. Luego venían sus comentarios biográficos que se articulaban con los textos históricos y cada llamada atestiguaba algunos silencios. Era Luis Moreno Pozo que melancólicamente evoca algún pasaje de su misteriosa vida.

Sus escritos están perdidos, aunque él mismo me dijo que era un poeta queescribía para no publicar.


Damir Galaz-Mandakovic (2017)

Diario La Defensa de Arica, 4 diciembre 1969.