Cervezas con arsénico

Las cervezas y las diversas bebidas de fantasías elaboradas en Antofagasta por la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), fueron un vector de envenenamiento: porque eran fabricadas, desde 1958, con aguas del río Toconce, río que tenía una increíble cantidad de arsénico!

El dato era el siguiente: las cervezas antofagastinas contenían aguas contaminadas con arsénico que superaban en 80 veces la norma recomendada actualmente por la Organización Mundial de la Salud para el agua potable. Es decir, la cerveza tenía 860 microgramos por litro. Hoy solo se permiten 10 microgramos.

Recién en 1968, la Dirección de la 1º Zona del Servicio Nacional de Salud prohibió la elaboración y expendio de aquellas cervezas.